Secuestran pieles de animales silvestres en San Telmo

Un centenar de pieles de zorro, chinchilla, visón, nutria, vizcacha, entre otros ejemplares de la fauna silvestre, fueron secuestrados de tres comercios ubicados en la calle Defensa al 1100, en el barrio de San Telmo.

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA), dependiente del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, procedió al secuestro de las pieles de animales y otros derivados que se comercializan en forma ilegal, por tratarse de productos vinculados con fauna protegida cuya comercialización se encuentra expresamente prohibida en la ley 22.421.

El procedimiento fue ordenado por el Fiscal Matías Michienzi, quien delegó las tres diligencias en la División Delitos Contra La Salud y Seguridad Personal de la Policía de La Ciudad, quienes, en forma conjunta con inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y de la Dirección General de Control Ambiental (DGCONTA) e inspectores de la AGIP y de la Subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Presidencia de La Nación (Ex Dirección General de Fauna), procedieron a la incautación de dichas mercaderías.

En concreto se trataban de tapados, bufandas, mantas y otros cortes de pieles naturales de ejemplares silvestres como zorro, chinchilla, visón, nutria, vizcacha, entre otros ejemplares. Los mismos fueron secuestrados por el Dr. Michienzi, y entregados al personal de Fauna.
El Fiscal imputó a los responsables de los comercios por infracción al art. 79 del Código Contravencional por el “ejercicio ilegal de una actividad”, por cuanto claramente no se encuentran incluidos en ningún rubro comercial las mercaderías que expresamente se encuentra prohibidas por la Ley.

“El éxito de las diligencias es el resultado del trabajo en conjunto y en equipo de agentes gubernamentales de la órbita local, y del ámbito nacional, quienes cada uno dentro de sus competencias ejercitan el poder de policía que les compete”, sostuvo el fiscal.

Estas prácticas ilegales son el eslabón final del maltrato animal y del tráfico ilegal de fauna silvestre. Aclaró el Fiscal que en forma simultánea con la sustanciación del proceso contravencional se inician actuaciones administrativas ante las áreas del GCBA ante las faltas advertidas en el desarrollo de la actividad comercial, como así también ante el organismo nacional por la Ley Nacional de Fauna (Ley 22.421).

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario