Justicia y política, unidas contra los cigarrillos electrónicos

Un operativo en el barrio de Once, impulsado por la Unidad Fiscal Especializada en Medio Ambiente (UFEMA)  de la Ciudad, dio como resultado el secuestro de 1500 cargas para cigarrillos electrónicos y la clausura de dos locales que comercializaban dichos productos prohibidos. En paralelo con el auge del consumo de cigarrillos electrónicos a pesar de su prohibición, en la Legislatura de la Ciudad se presentó un proyecto para prohibir el «vapeo» en lugares cerrados de acceso público como lo pueden bares, shoppings y cines.

El consumo y comercialización de cigarrillos electrónicos no cesa, a pesar de que las sustancias que se vaporizan se encuentran prohibidas en nuestro país por considerarse perjudiciales para la salud. Este miércoles 14 de agosto, el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad informó la realización de un operativo impulsado por el fiscal Blas Matías Michienzi, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Medio Ambiente (UFEMA), en el barrio de Once, ante la denuncia por parte de la ANMAT de distribución y comercialización de productos químicos utilizados ilegalmente en la carga de cigarrillos electrónicos

El operativo se realizó con la intervención a la División Delitos contra La Salud de la Policía de la Ciudad, en cuatro comercios que funcionaban en las calles Sarmiento al 2300 y Pasteur al 200. Se secuestraron cerca de mil quinientas cargas con estas sustancias toxicas y además se dispuso la clausura administrativa de los locales por parte de la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFyC) del Gobierno de la Ciudad, por no reunir las condiciones de funcionamiento, seguridad e higiene.

El fiscal Michienzi indicó que las mercaderías en infracción, se secuestraron para evitar su puesta en circulación y el riesgo consecuente a la salud pública. Asimismo, confirmó que se imputará a los responsables de los comercios donde se comercializaban estos elementos nocivos por ejercicio ilegal de una actividad (artículo 79 del Código Contravencional).

El primer paso está dado con la salida de circulación de las sustancias prohibidas. Ahora avanzaremos en averiguar el origen de las mismas”, aclaró el Fiscal.

En paralelo, días atrás se conoció que en la Legislatura de la Ciudad se busca sumar a la prohibición de fumar, a los cigarrillos electrónicos.

El legislador porteño de Unidad Ciudadana, Leandro Santoro, presentó un proyecto de Ley destinado a prohibir el consumo del cigarrillo electrónico en lugares cerrados de acceso público como lo pueden bares, shoppings y cines. La iniciativa también propone la anulación de la publicidad y exhibición de productos de tabaco «de manera total».

De esta manera, el proyecto incorpora a la actual restricción del consumo de tabaco al dispositivo conocido como cigarrillo electrónico y bloquea su uso en bares, restaurantes, shoppings, cines, teatros, centros culturales, salas de recreación y de fiestas.

«Se busca adaptar a los estándares internacionales de control de tabaco la actual normativa de la Ciudad de Buenos Aires, incluyendo en la regulación de ambientes libres de humo la prohibición de consumir todo tipo de productos de tabaco y dispositivos electrónicos», explicó Santoro.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario