Ciberbulling, una violencia que crece en las redes

El aumento exponencial de voces y opiniones a través de internet y de las redes
sociales tiene consecuencias –positivas y negativas– para la vida online de niñas, niños
y adolescentes. Ante el incremento de casos de violencia en las redes que tienen como víctimas a menores, Unicef e Inadi lanzaron una campaña que busca informar, concientizar, prevenir y combatir el ciberbulling.

Según los datos recabados por el Observatorio de Discriminación en Internet del Inadi (organismo creado en 2010 ante el incremento de consultas y denuncias sobre este tipo de casos), se reciben en promedio unas 1000 casos por año, registrándose un incremento año tras año (en 2016 ingresaron un 20 por ciento más de denuncias que en 2015, por ejemplo).

Los casos de ciberbulling o discriminación digital denunciados ante el Inadi son en un 21 por ciento por motivos religiosos, un 15 por ciento por razones de género, y un 12 por ciento por discriminación racial.

“Se denomina discriminación digital a toda expresión y acción discriminatoria
realizada a través de medios digitales. Algunos ejemplos son las páginas o sitios destinadas a ejercer la violencia sobre alguna persona o grupo, la alteración de fotos y el agregado de epígrafes distorsionados o desvinculados del contenido original, o el hecho de acosar y denigrar a una persona en particular. También se manifiesta a través de cadenas de mails y chats grupales que transmiten y masifican la discriminación en internet. Las redes sociales constituyen, en este sentido, las plataformas preferidas por quienes quieren crear y difundir contenidos discriminatorios”, se explica en un trabajo realizado por Unicef e Inadi dirigido a adolescentes y jóvenes.

Con la consigna “Si discrimina, #nodacompartir”, la campaña no sólo busca visualizar una problemática en crecimiento entre niños y adolescentes, también informa qué hacer ante un caso de ciberbullying.

“Si discrimina, si estigmatiza, si acosa, si ofende, si deja en ridículo, si hace ciberbullying: no lo viralices”, subraya la campaña.

 

Consejos:

1. No contribuir a masificar la discriminación ni amplificar el problema

Una de las formas de combatir el ciberbullying es no compartir contenidos que puedan incluir discriminación, ya sea abierta o sesgada. Si evitamos indicar me gusta o retuitear un contenido discriminatorio – incluso cuando nos parezca gracioso– estamos contribuyendo a frenarlo, ya que toda interacción que genere un contenido discriminatorio en internet incrementa su alcance y daño. Por tal motivo, es importante evitar la intervención aunque la intención sea mostrar que el contenido está equivocado, o salir en defensa de la persona o grupo agredido, porque en ese caso también contribuimos a viralizar la agresión.
2. Pedir ayuda y consejo

Es importante que frente a la discriminación, conflicto, acoso o ataque online
se recurra a personas de confianza para hablar del tema sin restricción ni vergüenza.

3. Recopilar información sobre las agresiones 

Una buena práctica es hacer capturas de pantalla de las acciones discriminatorias,
recopilar fotos y textos que puedan encontrarse online y en los correos electrónicos o
chats. Otra posibilidad es copiar el link al sitio y los datos del perfil del agresor, así como
su dirección de correo electrónico para tener pruebas a la hora de denunciar.

4. Denunciar y bloquear 

Los contenidos discriminatorios pueden denunciarse mediante los canales internos. Es muy importante realizar la búsqueda solamente una vez, para recopilar la información y analizar la situación. Una vez que las capturas hayan sido tomadas, el contenido reportado y el usuario bloqueado, es necesario frenar la búsqueda de contenidos
ligados a la agresión ya que toda búsqueda contribuye a posicionar dichos contenidos como populares en internet.  De ser necesario, si el contenido discriminatorio atenta contra la seguridad –física, psicológica, profesional, etc.– de una persona, se debe recurrir con las pruebas recolectadas a la autoridad policial, a la fiscalía y/o al departamento de delitos informáticos que corresponda. Las amenazas contra la integridad de una persona constituyen delito y, por otra parte, hay que tener en cuenta que la violencia verbal ejercida a través de la web puede tener su correlato de violencia física fuera de ella.

Asesoramiento, denuncias y consultas
• Observatorio de la Discriminación en Internet del INADI. Se pueden realizar consultas a través de un formulario en nuestro sitio web (www.inadi.gob.ar) o a través del correo electrónico del observatorio (observatoriointernet@inadi.gob.ar).
• Programa Cuidaniños: línea 102. Es un servicio telefónico gratuito que brinda la Secretaría de Niñez y Adolescencia. Ofrece orientación sobre la garantía y restitución de los derechos de la infancia en la provincia de Buenos Aires. Funciona las 24 horas, los 365 días el año.
• Equipo niñ@s contra la explotación sexual y grooming: línea 0800-222-1717. Es un servicio telefónico gratuito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Funciona las 24 horas, los 365 días del año, en todo el país. Se puede contactar también por mail a equiponinas@jus.gov.ar
• Programa Las víctimas contra las violencias: línea 137. Es un servicio telefónico gratuito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Funciona las 24 horas, los 365 días del año, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Anuncios

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario