Día de los enamorados: cinco espacios verdes para celebrar en pareja

Los porteños tienen múltiples formas de celebrar el amor, algunos prefieren regalar una cena, otros un ramo de flores o una caja de bombones; Frente a lo más usual, hoy se impone disfrutar de los espacios verdes; jardines, pérgolas, glorietas, bancos de plaza, fuentes de agua y puentes han sido testigos ocasionales y en cada San Valentín son buscados o rememorados por los enamorados. Se acerca ese día tan especial, una fecha que suma cada vez más adeptos y hay muchos lugares románticos para celebrarlo.

La glorieta de Barrancas de Belgrano

Si la idea es pasar una velada romántica y original, una propuesta interesante es ir a ver, o incluso participar, del show de tango en la glorieta de Barrancas de Belgrano. Este sitio, también llamado Pagoda o Glorieta “Antonio Malvagni” en homenaje a su creador, se ha convertido en uno de los lugares más pintorescos y emblemáticos de la Ciudad. En 1910, cuando fue construida por el director de la Banda Municipal de Buenos Aires, la glorieta de Barrancas alojaba a las orquestas y bandas de música que ofrecían sus conciertos al aire libre. Hoy, se ha convertido en un ícono del tango.

En este escenario a cielo abierto, cada noche se reúnen más de 300 personas para bailar tango. Porteños y extranjeros, bailarines, aficionados y curiosos se acercan a este lugar por la singularidad del espectáculo: tango y milonga en un entorno natural.

El sector en donde está ubicada la glorieta fue reabierto después de un período de refacciones que realizó el gobierno porteño. “A partir del plan de obras que realizamos con la Comuna 13, hoy la Glorieta vuelve a ser un lugar de encuentro para los vecinos”, expresó Facundo Carrillo, secretario de Atención Ciudadana y Gestión Comunal, “El día de los enamorados es una excelente ocasión para que todas las parejas puedan disfrutar al aire libre y renovar su compromiso”, agregó.

La glorieta, ubicada en las Barrancas de Belgrano, en la calle 11 de Septiembre, entre Sucre y Echeverría, se enciende a las 19 hs con clases de tango, y luego continúa con milonga.

El Puente Griego en El Rosedal

Ubicado dentro del Parque 3 de Febrero en el barrio de Palermo, El Rosedal es un marco natural ideal para un picnic en pareja. Cuenta con una colección de más de 18.000 rosas y un lago sobre el que cruza el Puente Griego, también llamado “puente de los enamorados”. En este lugar muchas parejas realizan un ritual simple para proteger su amor, que consiste en cruzar el puente hasta la mitad tomados de la mano, y sellar el recorrido con un beso.

En el Rosedal también se puede visitar el Patio Andaluz y el Jardín de los Poetas, donde se levantan los bustos de Jorge Luis Borges, Dante Alighieri, Federico García Lorca y Alfonsina Storni, entre otros. El patio andaluz fue una donación que el Ayuntamiento de Sevilla le hizo a Buenos Aires en 1929. En el centro se encuentra una fuente de agua que está cubierta por una pérgola, otro sitio ideal para visitar en pareja.

La superficie de gran espacio verde comprende 4 hectáreas. Es de acceso libre y gratuito, y fue declarado Patrimonio de Interés Cultural en el 2011. El Rosedal fue una manera de darle continuidad a la serie de espacios verdes diseñados por el paisajista Carlos Thays, entre los cuales se encuentran el Jardín Botánico, el Parque Avellaneda y el Parque Lezama.

El sendero los Reyes del Jardín Botánico

El sendero Los Reyes ubicado en el Jardín Botánico “Carlos Thays” es un paseo ideal para celebrar el amor en un entorno natural. Durante el recorrido se puede admirar la colección de árboles y monumentos históricos que se encuentran en el paseo.

El circuito, que recorre todo el predio del Jardín, está señalizado y cuenta con carteleras con información sobre cada familia de árboles. Además, tiene un código QR para que puedan acceder, a través del celular, a un compilado de imágenes y textos sobre cada especie.

Eduardo Macchiavelli, secretario de Ambiente de la Ciudad expresó: “invitamos a los vecinos a celebrar el día de los enamorados en uno de los espacios naturales más hermosos de la Ciudad. El Jardín Botánico es un remanso que nos permite acercarnos a la naturaleza y conocer sobre especies vegetales únicas”.

Dentro del Sendero hay árboles de gran porte como la araucaria bidwilli y antiguos como el ginkgo biloba. También pinos de las Canarias, cipreses de Moctezuma, cedros del Himalaya y robles europeos. Recorrer este sendero es como dar la vuelta al mundo a través de sus árboles.

El lago del parque Leonardo Pereyra

En el centro de uno de los parques más extensos de la Ciudad, se aloja un histórico lago con vista a la Basílica Sagrado Corazón de Jesús. No solo es el pulmón verde del barrio de Barracas, sino también un parque con larga historia: una alternativa para que los vecinos del sur de la Ciudad celebren el amor en un entorno de gran valor histórico y natural.

El parque se construyó a fines del siglo XIX: Leonardo Pereyra fue quien donó las tierras y Carlos Thays, el paisajista que ideó su diseño. El parque fue habilitado en 1920 e integró de forma armónica a la basílica. El conjunto se convirtió en un emblema de Barracas. Vista desde el centro del parque, esta construcción se aprecia en todo su esplendor. El abundante arbolado que rodea al lago completa el escenario de postal para un día de los enamorados al aire libre.

El Parque Leonardo Pereyra consta de tres manzanas de espacio verde, está ubicado en la zona sur de la ciudad y, delimitado por las calles Río Cuarto, Luzuriaga, Alvarado, y la avenida Vélez Sársfield, en el barrio de Barracas de la comuna 4.

Chacra de los Remedios de Parque Avellaneda

En el interior de uno de los espacios verdes más extensos, se conserva la Chacra de los Remedios de Parque Avellaneda, el último casco de estancia de la Ciudad de Buenos Aires. No solo es el pulmón verde del barrio que lleva su nombre, sino también el corazón de Avellaneda y una alternativa para que los vecinos del suroeste de la Ciudad celebren el amor en un entorno de gran valor cultural y natural.

Los tres edificios históricos que componen la Chacra de los Remedios -la Casona de los Olivera, el antiguo Natatorio, y el Tambo- mantienen sus fachadas y el mismo estilo de arquitectura rural inglesa. Eso convierte a la chacra en un escenario de postal; más aún, esta es una de las locaciones que por su relevancia arquitectónica el gobierno porteño ofrece a las parejas que quieren contraer matrimonio en lugares emblemáticos.

La vegetación en el parque también es abundante, aloja 120 especies de árboles entre los que se destacan añosos ejemplares de jacarandá, tipas y olmos. Las aves tienen una importante presencia en este parque: palomas, cotorras, zorzales y horneros son algunas de las especies más comunes que lo habitan. Además, hay un vivero de 6 hectáreas dentro del predio, que fue construido en 1917 y aun sigue funcionando como espacio para producir los árboles y flores que ornamentan los espacios verdes de la ciudad.

El Parque Avellaneda está ubicado en la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires y está delimitado por la Av. Directorio, Lacarra, la calle Monte y Florentino Ameghino, en el barrio de Avellaneda, que le dio nombre al Parque.

Anuncios

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario