«Como el clavel del aire», de Eloísa Tarruella

«Cultivo la belleza inútilmente, en macetas y en latas… y sorprendo a la creación haciéndose…»,

 Pedro Casaldáliga

Dice la poeta y filósofa María Zambrano, que se escribe para revelar un secreto…la verdad de lo que pasa en el secreto seno del tiempo, en el silencio de las vidas…y no hay nada que nos conmueva más, que ver un espectáculo donde asistimos a nuestro propio reflejo, embellecido…

Comienza la obra y la voz profunda de Julia Azar, como el clavel del aire, busca expandirse y entonces, el gesto de quien habita su decir tan hondamente, nos toma de la mano para andar el camino de lo que vendrá…

Sentada en la platea, me vienen aquellos versos del poeta Pedro Casaldáliga «…cultivo la belleza inútilmente en macetas y en latas… y sorprendo a la creación haciéndose…» y así, me adentro en esta historia, en estas historias…volviendo a descubrir ese tesoro que somos todos, repletos de dudas, incertidumbres, contradicciones, amores, desamparos y esperanzas…de estación en estación, de melodía en melodía, de coraje en coraje…

Pienso también, de pronto, que Eloísa Tarruella, es un alma que sabe…es muy joven lo sé, pero sabe… sabe y se atreve a revelar el secreto…sabe poner en escena mil vidas en cuatro personajes…el pasado y el presente conviviendo… quienes hemos sido, quienes somos, quienes hemos de ser…quienes no hemos de ser nunca…

Las cuatro actrices dan vida a un texto tan bello, que se torna partitura en los cuerpos y en la voz de los intérpretes…Brenda Fabregat nos regala la fuerza de su verdad en escena, su emoción clara y abierta, el mar de sus contradicciones…Julieta Puleo es esa nota justa que acaricia, que oye, que se brinda en su personaje tan cargado de historia y de verdad… y entre ellas celebran el encuentro de estas dos mujeres que desde hace tanto tiempo…sin saberlo tal vez, esperaban encontrarse…tejen este ser hermanas, habitan la casa y el tiempo entre macetas de colores…el ojo de poeta…casi un canto, un amor que cuidar, un replantar lo que ha muerto o no ha nacido…como la esperanza de un mundo mejor, como el creer en otros futuros posibles…el miedo, el exilio, las confesiones guardadas, el abrazo…siempre en medio de la oscuridad, buscando la claridad de las batallas bien dadas…y Julio Bambill, las acompaña bellamente, trayendo ese afuera que busca cambiar el mundo con la fuerza del deseo, del amor y de la juventud…

Brenda Bianchimano le da a su personaje ese color maravilloso de quien puede mirar aún con inocencia…dar la mano…darse la mano…mirar lo que no es…cambiar el rumbo…y junto a Julia Azar van haciendo crecer ese encuentro hasta la altura de las más profundas emociones…

Diría entonces, que «Como el clavel del aire», es para mí el tiempo entre raíces, raíces al aire, nacidas hacia dentro de cada uno y extendidas hacia otros…siempre hacia la luz de otros…hacia la tierra de nuestros propias pies que piden siempre, aunque sea de a ratos, pisadas compañeras que nos permitan aferrarnos a esto que nos toca, tomarnos de manos que nos ayuden a nombrarnos como pasajeros de un viaje siempre inconcluso, siempre roto…pero que a veces se alza hacia las luces más intensas y canta y celebra la fe de ser humanos mientras bailamos a la luz de la luna, esa a la que llamamos entre lágrimas en nuestras noches tristes, y siempre nos ampara y nos espera y nos devuelve la ilusión hasta que llegue la nueva estación, donde podamos florecer de nuevo hacia la luz…así, tan bella y atrevidamente como nos enseña con su silenciosa sabiduría…el gran clavel del aire…

por María Marta Guitart.

Viernes, 22.30 h
Centro Cultural de la Cooperación – Sala Tuñón
Av. Corrientes 1543 – Tel 5077.8077 – CABA
Localidades: $300 – Estudiantes y jubilados: $240
Entradas por Alternativa teatral: click
Facebook: click – Instagram: click
Material fotográfico: click
Duración: 70 minutos
Hasta el 30 de agosto

Ficha artística-técnica
Dramaturgia: Eloísa Tarruella
Actúan: Julia Azar, Brenda Bianchimano, Brenda Fabregat, Julieta Puleo, Julio Bambill.
Escenografía y vestuario: Soledad Gaspari
Maquillaje: Micaela Rudt
Diseño de iluminación: Patricia Batlle
Música original: Juan Matías Tarruella
Fotografía: Trigo – Gerardi.
Foto en función: Valeria Sigal
Diseño gráfico: Julio Bambill
Entrenadora vocal/musical “Luz de luna”: Flor Albarracín
Asistencia de dirección y producción: Verónica Zacayan, Pedro Insúa. 
Producción general: Eloísa Tarruella
Producción ejecutiva: Domènica producción teatral.
Prensa: Marisol Cambre
Dirección: Eloísa Tarruella

Sobre Eloísa Tarruella
Autora, directora teatral/cinematográfica y docente. Realizó las siguientes piezas teatrales: AmorarLos amantes del cuarto azulAnais,El mundo en mis zapatosLeo tus labiosLa sal de la tu pielAlmost a Widow escrita por Susana Hornos (España y EEUU). En cine dirigió: Gené, en escenaEl objeto de mi amor (co-dirección), Bailar la sangre (co-dirección).

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario