Vino sí, otras no: A la justicia por discriminación de bebidas alcohólicas en la publicidad exterior

La Asociación Argentina de Publicidad Exterior y varias empresas dedicadas a la publicidad en cartelería de vía pública presentaron una acción de amparo, de caracter colectivo, solicitando la declaración de inconstitucionalidad de varios artículos de la Ley N° 5708 que regula la publicidad y promoción de la venta de bebidas alcohólicas en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, por considerarla discriminatoria.

En la demanda, los amparistas plantearon “la inconstitucionalidad de los artículos 1°, 2°, 4°, 5°, 6°, 7° y 11° de la Ley 5.708… y su reglamentación dispuesta por el Decreto 44/17 modificado por el Decreto 48/17″ ya que «impiden realizar acciones publicitarias”, y a su vez, consideran que limitación establecida en dichas normas –en la práctica- se torna en una prohibición.

«La ley es discriminatoria y efectista, porque nada dice cuando se publicitan otras bebida, como el vino o las gaseosas, que también en uso excesivo hacen mal a la salud”, afirma la demanda planteada por la Asociación Argentina de Publicidad Exterior.

Si bien la ley cuestionada prohibía la publicidad en vía pública de todo tipo de bebida alcohólica, sin distinción de su graduación, el decreto reglamentario estableció que quedan «exceptuadas de la Ley N° 5.708 aquellas publicidades que se desarrollen en el marco del artículo 3º de la Ley Nº 26.870 de Declaración del Vino como Bebida Nacional y aquellas publicidades que tengan por objeto promocionar eventos de degustación o cata, eventos y/o ferias gastronómicas, fiestas regionales y patronales, así como toda actividad que busque promocionar y difundir las características culturales asociadas a la producción, elaboración y consumo de productos con entidad regional y sus tradiciones».

Según la ley que regula la publicidad de bebidas alcohólicas, la prohibición de publicidad no es absoluta ya que sí pueden exhibirse carteles si los avisos se limitan «a enunciar la marca y/o logo del producto» e incluyen un mensaje sanitario que ocupe «como mínimo en un setenta y cinco (75%) del espacio publicitario». Para publicitar una bebida alcohólica -que no sea vino- en las calles porteñas, los carteles deben contener en tres cuartos de su espacio, alguno de los siguientes mensajes: “El consumo excesivo de alcohol es perjudicial para la salud”; “No bebas alcohol durante el embarazo”; “Si vas a conducir no tomes alcohol”; “El alcohol al volante mata”; “El consumo excesivo de alcohol causa cirrosis hepática”; “El consumo excesivo de alcohol causa enfermedades cardiovasculares”; “Tomar alcohol en exceso te acorta la vida”; “El consumo excesivo de alcohol predispone las relaciones sexuales no protegidas”; “El consumo excesivo de alcohol favorece la violencia y la violencia de género”.

Finalmente, para los amparistas elevar del 20% al 75%, el espacio que debe ocupar el mensaje preventivo importa lisa y llanamente un impedimento manifiesto, ya que ningún anunciante va a afrontar el costo de la publicidad para que su producto quede reducido a una cuarta parte del espacio por el que asume dicho costo. Señalaron que “la totalidad de los anunciantes de bebidas alcohólicas han instruido a sus Centrales y Departamentos de Medios y MKT, levantar la pauta publicitaria en vía pública y trasladas la inversión –prevista para la CABA- a los otros medios no alcanzados por la prohibición de esta ley (T.V., internet, radio y medios gráficos); lo cual pone de manifiesto que la ley 5.708 conlleva una prohibición lisa y llana a la actividad de las empresas de publicidad en vía pública”. 

«En el caso hay discriminación no parece haber duda», se afirma en la demanda.

Por tratarse de un proceso colectivo, a la causa en trámite ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 17 a cargo del juez Marcelo Segón, pueden sumarse todas aquellas personas que tengan interés en el resultado del litigio.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario