Se suspendió la vigencia de la ley que habilitaba la quema de basura en la Ciudad

La justicia porteña hizo lugar a una medida cautelar solicitada en el marco de una acción de amparo por un grupo de cooperativas de reciclado, y dispuso “la suspensión inmediata de los efectos de la Ley N° 5.966″, la cual modificó la ley de Basura Cero en la Ciudad de Buenos Aires, autorizando la incineración de residuos.

La resolución fue dictada por la jueza Elena Liberatori, titular del Juzgado N° 4 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la CABA, en el marco de. amparo de carácter colectivo caratulado “FEDERACION DE COOPERATIVAS DE RECICLADO LIMITADA Y otros c/GCBA y otros S/AMPARO AMBIENTAL”, (EXPTE.: 12519/2018-0).

La suspensión de la norma que habilita la instalación de hornos para la quema de residuos domiciliarios en territorio porteño (algo prohibido hasta la reciente modificación normativa), fue dispuesta “hasta tanto se cumpla el procedimiento de doble lectura de acuerdo al art 90 de la Constitución de la Ciudad, o se dicte sentencia definitiva en autos”.

Por tratarse de una acción de amparo cuya resolución afecte a un colectivo de personas, la magistrada dispuso de un plazo de 10 días para que aquellos que tengan un interés jurídico relevante en el proceso “ya sea como actora o demandada”, se presenten en el expediente. Y para informar a la ciudadanía de la existencia de esta posibilidad, ordenó publicar la existencia del amparo en el boletín oficial, y, entre otras medidas, en todas las carteleras de las sedes de las Juntas Comunales y en la página web del Gobierno de la Ciudad.

En los fundamentos del fallo, la jueza afirmó que los cuestionamientos a la reforma normativa se refieren a “una cuestión ambiental”, por lo tanto, analizó “las disposiciones constitucionales” establecidas para la sanción de leyes sobre esta materia.

“Por lo pronto, el art. 81 establece que la Legislatura de la Ciudad ‘con el voto de la mayoría absoluta del total de sus miembros’ inc 3. ‘aprueba y modifica los Códigos de Planeamiento Urbano, Ambiental y de Edificación’. En el art. 89 establece que ‘tienen el procedimiento de doble lectura las siguientes materias y sus modificaciones: 1. Códigos de Planeamiento Urbano, Ambiental y de Edificación’. De las normas transcriptas resulta que las cuestiones ambientales son materia legal (aspecto subjetivo) y tiene dispuesto que el procedimiento legislativo sea el de Doble Lectura”, afirmó Liberatori.

Tras remarcar que “la previsión constituyente es puntillosa, minuciosa en cuanto a reglar que la materia ambiental siempre tiene que ser legislada mediante procedimiento especial de doble lectura“, la jueza expresó que “ante la evidencia contundente de que la Ley motivo de análisis ha sido sancionada sin el procedimiento constitucional de la Doble Lectura, de acuerdo a lo informado por la Legislatura, corresponde hacer lugar a la petición cautelar suspendiendo así los efectos de una Ley sancionada sin los requisitos de procedimiento Constitucional”.

Anuncios

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario