Para reducir costos de los servicios, agua y gas no pagarán Ingreso Brutos en la Ciudad

Con el objetivo de reducir el impacto de los incrementos tarifarios en los usuarios de los servicios básicos de agua y gas, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó este jueves 10 de mayo, un proyecto de ley impulsado por el Ejecutivo porteño que exime del pago del impuesto a los Ingresos Brutos a las empresas concesionarias de dichos servicios.

Con 52 votos positivos, 3 negativos (FIT y AyL) y 2 abstenciones (PTS-FIT), el parlamento porteño aprobó la norma que exime del pago de impuestos sobre los ingresos brutos durante el resto del ejercicio fiscal 2018 a las empresas Agua y Saneamientos Argentinos S.A. y Metrogás S.A.

El objetivo de esa medida propuesta por el Poder Ejecutivo porteño está explicitado en el artículo segundo de la norma, donde se estipula que “la presente exención solo será procedente si dicha liberalidad impacta directamente en las tarifas cobradas a los usuarios”.

La ley votada aclara que ese beneficio fiscal “no alcanza a las actividades financieras y los servicios de financiación, así como otras actividades no relacionadas con la prestación de los servicios públicos” por parte de las compañías prestatarias de los servicios de distribución de gas natural y aguas corrientes.

Si bien se presentaron diversos proyectos con el mismo objetivo (la oposición proponía que la eximición impositiva fuera para los usuarios, mientras que el oficialismo planteaba que los usuarios se beneficiaran de una reducción en el costo de los servicios de forma indirecta), en la comisión de Presupuesto, que preside Paula Villalba (VJ), primó el oficialismo y se aprobó un despacho de mayoría basado en el proyecto del Ejecutivo que exime del pago de ingresos brutos a las empresas proveedoras y no a los usuarios o clientes de los servicios.

También se indicó que la administración local ofrecerá gratuitamente lámparas “led” a los vecinos, “lo que conlleva un ahorro de hasta un 14% en el consumo domiciliario” y que las eximiciones impositivas a AySA y Metrogás tendrán “un costo fiscal de $ 1.500 millones que va a ser financiado reprogramando alguna de las obras que tiene en vista la Ciudad”.

 

Anuncios

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario