Metrodelegados ante la justicia por entorpecer el servicio de Subte

Dieciséis personas que integran la agrupación Metrodelegados fueron detenidos por la Policía de la Ciudad, por afectar el servicio de Subte en las estaciones Caseros y Las Heras de la Línea H, colocando piedras y diversos elementos sobre las vías en el marco de una protesta gremial en rechazo a la paritaria firmada por UTA.

Ante dichos hechos, la División Subtes de la Policía porteña intervino y procedió a la detención de varios de los manifestantes, entre ellos el delegado Néstor Segovia, quien afirmó al ser llevado por la fuerza policial, “me llevan preso por discutir paritarias”.

Celsa Ramírez, titular de la fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 35, y Daniela Dupuy, a cargo de la fiscalía PCyF N° 12, tomaron intervención, imputando en ambos casos ,a las personas que afectaron el servicio, la comisión dos delitos: entorpecer el normal funcionamiento de los transportes, y emplear la fuerza contra un funcionario público (atentado o resistencia a la autoridad).

“Estas personas estaban llevando a cabo el paro del servicio del Subte, ante su afectación y mientras la situación se volvía más complicada, el personal policial me hizo la consulta del caso. Las personas empezaron a resistir contra el personal policial, posteriormente se pusieron en las vías del subte, una mujer se acostó y pusieron elementos contundentes. Estaba llegando una formación y si esa situación no se controlaba, podría haber ocurrido un hecho peor. La Fiscalía tiene que investigar. Estas circunstancias que ponen en peligro a una formación, al servicio de transporte, y que van más allá de un paro, son un delito y se tomarán las medidas que corresponda”, sostuvo ante TN la fiscal Celsa Ramírez. 

En el caso de los detenidos en la estación Caseros, la causa quedó a cargo del juez Norberto Tavosnanska, titular del juzgado PCyF N° 17; y la causa por los hechos ocurridos en la estación Las Heras quedó en manos de la jueza Araceli Martínez, titular del juzgado PCyF N° 29.

Por infracción al artículo 237 del Código Penal (intimidar o emplear la fuerza contra un funcionario público) los metrodelegados podrían ser penados con prisión de un mes a un año.  Y en el caso del delito previsto en el artículo 194 del mismo código (impedir, estorbar o entorpecer el normal funcionamiento de los transportes o los servicios públicos) la pena puede ser de tres meses a dos años de prisión.

Ante las detenciones ocurridas, los Metrodelegados realizan un paro por tiempo indeterminado, afectando el servicio en todas las líneas del Subte.

Desde la Unión Tranviarios Automotor difundieron un comunicado, en el cual rechazaron cualquier tipo de violencia contra los trabajadores, y reclamaron la liberación de los delegados detenidos.

uta

 

Anuncios

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario