Las bebidas azucaradas podrán estar presentes en los Juegos Olímpicos de la Juventud

El planteo judicial efectuado por el Observatorio del Derecho de la Ciudad solicitando que se ordene cautelarmente la prohibición de publicitar bebidas azucaradas durante la celebración de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, fue rechazado.

La jueza Cecilia Mólica Lourido, titular del juzgado N° 20 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, resolvió rechazar la medida cautelar que peticionaba la prohibición de la publicidad por cualquier medio y la entrega a cualquier título a los niños, niñas y adolescentes que participen o asistan a los JJOO, de bebidas cuyo consumo, por su alto contenido de azúcar y sodio, se asocian al sobrepeso, obesidad y enfermedades crónicas no transmisibles.

Según informó el portal iJudicial, en primer lugar, la magistrada señaló que “por medio del dictado de la medida cautelar peticionada podría afectarse la ejecución de un contrato suscripto por el GCBA y aprobado por la Legislatura, sin que hayan sido citadas a juicio por la parte actora las restantes partes intervinientes en el referido contrato”. Ello, en referencia a la Contratación Directa n.° 9982-0255-CDI18, para la contratación del “Servicio Integral de Hidratación con Instalación, Mantenimiento y Desinstalación con destino a  los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018”, por la que se contrató a la firma Coca Cola Femsa de Buenos Aires S.A. por un monto de $35.700.579.

“De ninguna normativa se desprende que el GCBA haya obrado de un modo manifiestamente ilegítimo o arbitrario”“Es que, del extenso e innegable reconocimiento que posee el derecho a la salud en el ámbito local, nacional e internacional sumado al lugar de especial protección que el ordenamiento jurídico otorga a los niños, niñas y adolescentes no se seguiría –como razona la parte actora- que sea ilegítima la publicidad y entrega de bebidas azucaradas o con sodio en el marco de los Juegos Olímpicos de la Juventud”, agregó.

Por otro lado, la jueza indicó que “aun cuando se compartiera la inconveniencia de asociar un determinado producto con el desarrollo de actividades deportivas, en el caso particular, se trata de bebidas sobre cuya comercialización y publicidad no pesaría restricción alguna, como sí ocurre, en cambio, con otros tipos de bebidas” y que “no alcanza con identificar una asociación entre la frecuencia de la publicidad de alimentosque la actora califica como pocos saludables y la prevalencia de determinadas enfermedades”. “Ni de ello se deriva necesariamente que la Ciudad se encuentre obligada a impedir su consumo o publicidad en un evento deportivo”, expresó.

Y sumó: “En este estado liminar del proceso, parecería que la medida cautelar requerida persigue, en realidad, que mediante una decisión judicial se imponga a la Ciudad la obligación de implementar una determinada política en materia de publicidad de alimentos y bebidas, a concretarse durante la celebración de los Juegos Olímpicos de la Juventud próximos a realizarse. Por ello, admitirla en los términos en que fue peticionada importaría un avasallamiento por parte del Poder Judicial respecto de facultades privativas de otros poderes; específicamente, las facultades de la Legislatura local para sancionar leyes referidas a materia alimentaria y de publicidad y las del ejecutivo local para celebrar convenios”.

Por último, la magistrada enfatizó que “los Juegos Olímpicos de la Juventud han generado un público y notorio interés, tanto a nivel local como internacional, y han sido declarados de interés nacional mediante la resolución 373/E/2017, por lo que poner en riesgo su adecuado desarrollo sobre la base de un planteo poco sólido generaría un perjuicio mayor al interés del todo”.

 

Anuncios

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario