El docente nominado al Global Teacher Prize fue ovacionado antes de partir a Dubai

A pocos días del anuncio del premio al mejor maestro del mundo, Martín Salvetti, el
docente que se encuentra entre los diez mejores del mundo, recibió una emotiva
sorpresa en su escuela y luego fue despedido como una celebridad en el aeropuerto
de Ezeiza.
Martín Salvetti, docente de una escuela pública de Temperley, partió a Dubái, al Foro
de Educación Global que organiza Fundación Varkey, donde se anunciará el ganador
del Global Teacher Prize, que entrega un millón de dólares al maestro ganador, que es
considerado el mejor maestro. Martín está entre los 10 mejores y es un referente para
muchos docentes de la Argentina y de Latinoamérica.
El viernes Salvetti recibió la despedida en su propia escuela, la técnica N°5 “2 de abril”
de Temperley, donde él mismo fue alumno. Casi 800 chicos formaron con su cuerpo la
palabra Martin en el patio de la escuela, y cuando ingresó Martín cantaron el himno y le
dieron una sorpresa en la que no pudo contener las lágrimas: “Hace 33 años yo era uno
más de ustedes, y hoy estoy acá”, expresó emocionado a los alumnos que portaban una
bandera argentina de 10 metros de longitud con la frase “¡Vamos Profe!”
Dos días después, el domingo, al llegar al aeropuerto que lo llevaría a Dubái, Martín
despachó sus valijas y al subir las escaleras mecánicas, lo sorprendió la orquesta de
Aeropuertos Argentina 2000 con el himno nacional. Frente al inusual espectáculo se
fue agolpando la gente que aplaudió estruendosamente al maestro, que secaba sus
lágrimas emocionadas. Desde ese sitio hasta los molinetes de migraciones, Salvetti fue
solicitado por incontables pasajeros que deseaban tomarse selfies con él, felicitarlo o
simplemente darle un abrazo. Todos esto sucedía mientras decenas de transeúntes lo
filmaban con su celular. Incluso los guardias de seguridad.
“Vos sos Martín Salvetti, ¿no? ¿Me puedo sacar una foto con vos?” Le preguntó un oficial de
migraciones, que salió de su oficina vidriada, emocionado por estar frente a Martín.
Otros pasajeros y familias completas se acercaban a conversar con él, y en la fila lo
intentaban dejar pasar adelante, oferta que tuvo que rechazar en varias
oportunidades.

Este tratamiento, que es habitual para actores, deportistas reconocidos y celebridades,
fue un hecho sorprendente para el docente de Temperley: “Hace 18 años que no salgo
del país, este viaje es todo un acontecimiento.” confesó Martín, muy emocionado, que
viajó junto a su mujer y sus dos hijos.
“Más allá de que el próximo domingo cuando se anuncie el resultado, yo ya me considero un
ganador. Yo ya gané. No puedo pedir más. Todo esto que estoy viviendo representa una gran
alegría y una responsabilidad para seguir dando lo mejor como docente. Soy uno más de los
miles de maestros argentinos que dejamos todo por nuestros alumnos”.
Agustín Porres, director de Fundación Varkey Argentina, destacó el gran objetivo del
Global Teacher Prize: “uno de nuestros grandes objetivos es celebrar a todos los maestros.
El rol docente es fundamental y queremos que cada día sean más valorados. En su escuela y
en el aeropuerto sucedió eso; todos aplaudimos al maestro. Ojalá todos encontremos razones
para celebrar a nuestros docentes”.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario