Condenan a Telefónica por ruidos molestos en el microcentro porteño

La Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas resolvió confirmar la condena impuesta meses atrás por el juez de primera instancia Rodolfo Ariza Clerici, a Telefónica de Argentina S.A. por ruidos molestos, según lo establece el artículo 85 del Código Contravencional.

La causa se originó a raíz de la denuncia de vecinos, ante el sonido generado por grandes ventiladores de refrigeración ubicados en la azotea del edificio en el que se ubica la sede central de la empresa en el microcentro porteño.

En la sentencia de Cámara, los magistrados Sergio Delgado, Jorge Franza y José Saez Capel, ratificaron la multa por treinta mil pesos ($ 30.000) y la clausura de las torres de refrigeración de su sede central, por haberse comprobado la emisión de ruidos más allá de lo aceptado por la normativa.

El fallo de la Sala III ratifica la resolución de Primera Instancia en la cual se hizo lugar al pedido del fiscal Juan Rozas, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 20. El fiscal comenzó a investigar a Telefónica de Argentina S.A., a raíz de las denuncias realizadas por vecinos del edificio ubicado en Corrientes 711, quienes sostenían que los grandes ventiladores ubicados en la azotea del edificio de la empresa, generaban ruidos molestos.

De la investigación llevada adelante por el fiscal Rozas, con asistencia del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, surgió de las pericias realizadas que la sede de Telefónica de Argentina S.A. efectivamente generaba ruidos molestos, producto del accionar de su sistema de refrigeración. De esta manera, para el fiscal la empresa incurrió en la contravención penada por el artículo Nº 85 del Código Contravencional porteño.

El titular del Juzgado Nº 1 en lo Penal, contravencional y de Faltas, Rodolfo Ariza Clérici, a raíz de los testimonios y los informes técnicos presentados en el caso, dispuso la condena de treinta mil pesos de multa y clausura de las torres de refrigeración de su sede central, por el termino de 180 días.

“El fallo de la Cámara es una gran noticia para los vecinos de la Ciudad que la Fiscalía acompañó desde un primer momento, al tratar de acreditar la responsabilidad de la empresa y no evitar la propagación de dichos ruidos, que por su volumen y persistencia excedían la normal tolerancia permitida”, destacó el fiscal Juan Rozas.

Y agregó que “esta condena por ruidos molestos a la empresa Telefónica de Argentina S.A. es muy importante por su naturaleza y su implicancia para los vecinos, que perciben que ante reclamos justificados, la justicia de la ciudad actúa de manera ágil y eficiente”.