Condena de prisión para una madre por impedir el vínculo de sus hijos con sus padres

La jueza María Julia Correa, titular del Juzgado n.º 28 en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, resolvió condenar a ocho meses de prisión en suspenso y las costas del proceso, a una mujer, madre de un niño de 9 años y de una niña de 5, por impedir el contacto de los menores con sus respectivos padres. También ordenó el cumplimiento de una serie de pautas de conducta, como fijar residencia por dos años en la Ciudad de Buenos Aires y cumplir con el régimen fijado por la Justicia Civil en materia de comunicación y cuidado personal entre los padres y sus hijos.

En la causa, impulsada por el fiscal Walter López, titular de la Fiscalía N° 17, con la participación del Asesor Tutelar de Menores e Incapaces Rodrigo Dellutri, se acusó a la mujer por el delito previsto en el artículo 1 de la Ley 24270, consistente en  impedir u obstruir el contacto de menores de edad con sus padres no convivientes.

En la resolución, se expone que la madre impidió el contacto entre su hijo y el padre durante un año, y de su hija con su progenitor, por siete meses. Entre otros hechos, la magistrada valoró que la acusada no se presentó a audiencias, que luego de acordar un régimen de comunicación entre el hijo varón y su padre durante el período de vacaciones del menor, no cumplió con dicho acuerdo; que en el mes de noviembre de 2018, se mudó a la provincia de San Juan junto con sus hijos sin informar puntualmente el domicilio y sin su autorización. Finalmente, luego de no presentarse a nuevas audiencias, se la declaró en rebeldía y dispuso su captura.

«El accionar de la encartada S.P se ve agravado en razón de que las víctimas resultan ser dos niños menores de diez años de edad. Se trata de un tipo penal agravado por la condición del sujeto pasivo —menor de diez años de edad—, lo que quedó acreditado con el aporte de las copias de las partidas de nacimiento y de los Documentos Nacionales de Identidad de L M y M», sostuvo la jueza María Julia Correa en su resolución.

Y agregó: “Se encuentran por demás acreditadas las abundantes lesiones a ese bien tutelado por la norma con el accionar de S.P., quien por todos los medios buscó entorpecer y obstaculizar el vínculo entre sus dos hijos con sus respectivos padres, logrando acabadamente su objetivo, y perjudicando así no solo a los denunciantes, sino también a sus propios hijos, lo que podría afectar el normal desarrollo de sus vidas”.

En la resolución, la magistrada valoró «como agravante» que «la imputada ha incumplido los compromisos asumidos durante este proceso en cuanto a sus prestaciones, así como lo relativo al trámite de la causa», pero también «como atenuante», que la mujer «acepto su responsabilidad en los hechos y tomó la vía de solución del avenimiento».

«Los derechos de los niños no pueden ser soslayados por los problemas o desentendimientos entre sus progenitores, puesto que son ellos los primeros acreedores de derechos que deben ser satisfechos y respecto de ellos es que deben estar dispuestas las prioridades de los mayores, tratándose además por su corta edad, de personas extremadamente vulnerables en tanto dependen de las decisiones que toma su madre con respecto de su padre, y en las que se les impide tener contacto con su otro progenitor, quien también podría haber velado por sus derechos y su situación personal”, remarcó la jueza.

Junto a la condena de prisión en suspenso, la magistrada dispuso que la mujer mantenga durante 2 años su residencia en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires; cumpla con las citaciones que realicen el juzgado, como así también el Patronato de Liberados, cumplir con lo dispuesto por el Juzgado Civil Nro.23 respecto de la comunicación y cuidado personal de los niños L M G y M T, desde que adquiera firmeza la presente sentencia.

Hasta tanto el Juzgado Nacional en lo Civil Nro. 23 establezca un régimen de comunicación de los padres con los niños, la condenada deberá concurrir junto con los menores de edad a la sala de entrevistas de la Asesoría Tutelar del Ministerio Público Tutelar, a fin de que los niños sean entrevistados por personal idóneo, así como también con los denunciantes, a efectos de determinar si están dadas las condiciones para restablecer el vínculo entre ellos.

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario