Cambios en el escalafón policial y monumento a los oficiales caidos

Por iniciativa del diputado Eduardo Petrini (VJ) y con la aprobación mayoritaria de la Legislatura porteña, el escalafón de oficiales de la Policía de la Ciudad fue modificado para eliminar la figura del Superintendente como máxima autoridad y agregar la escala de Comisario Inspector. De esta manera, el máximo grado será el de Comisario General, en concordancia con otras fuerzas policiales como la Policía Federal.

El escalafón (de mayor a menor) queda constituido de la siguiente manera: Comisario General, Comisario Mayor, Comisario Inspector, Comisario, Subcomisario, Principal, Inspector, Oficial Mayor, Oficial Primero y Oficial.

El cuadro de Oficiales Superiores está integrado por el personal con estado policial que alcance los grados de Comisario General, Comisario Mayor y Comisario Inspector. Los Oficiales de Dirección son los efectivos con grados de Comisario y Subcomisario. Los Oficiales de Supervisión, con grados de Principal e Inspector y los últimos tres rangos son los de Oficiales Operativos: Oficial Mayor, Oficial Primero y Oficial.

En los fundamentos del proyecto, se explicó que las modificaciones escalafonarias están «en consonancia con el histórico escalafón de la fuerza que ejercía en la Ciudad de Buenos Aires y de la cual provienen muchos efectivos de la actual Policía de la Ciudad, la Policía Federal Argentina». y se remarcó que se tuvieron en cuenta las demandas de los propios efectivos policiales en tal sentido.

Monumento a policías caídos

La Legislatura autorizó el emplazamiento de un monumento en homenaje a los Policías de la Ciudad caídos en cumplimiento de su deber en el espacio verde «Madre Teresa de Calcuta» sito en Av. Intendente Bullrich entre las avenidas Santa Fe y Libertador.

El día 31 de octubre de 2017 se produjo el fallecimiento del Inspector Christian Manuel Lescano y del Oficial Julio Alejandro Gómez durante un enfrentamiento armado, resultando ser los primeros caídos en servicio de la flamante Policía de la Ciudad.

«Es necesario emplazar un Monumento representativo, que permita a los miembros de la Policía de la Ciudad, a sus familiares y a los ciudadanos conmemorar, honrar y destacar la actuación de estos hombres y mujeres que, dedicando su vida al cumplimiento del deber, fallecieron por garantizar la seguridad de las personas y sus bienes, respetando la ley y manteniendo el orden público en la Ciudad», sostienen los fundamentos del proyecto presentado por el Jefe de Gobierno, aprobado hoy en segunda lectura.

Anuncios

Autor entrada: Redacción

Deja un comentario