Cómo Fotografiar la Fiesta de Fin de Año

Acaban de pasar la Nochebuena y el día de Navidad, pero aún está por llegar la noche de Fin de Año… Otra fiesta más, aunque con un toque diferente. Si la Navidad es algo más familiar, de cenas y comidas, regalos, niños, villancicos o tertulias, entre otros, la noche de Fin de Año se caracteriza por ser una fiesta más alegre, de amigos, de desenfreno en algunos casos, de celebrar lo que dejamos atrás y lo que está por venir, de soltarse la melena y dejar que suene la música y corra el champán con las campanadas como pistoletazo de salida.

Y como toda fiesta, es un momento digno de ser fotografiado, porque eso es lo que nos gusta, agarrar fuerte nuestra cámara y bailar con ella. ¿Ese es tu plan? Pues entonces quédate, que voy a darte algunos pasos para que el baile sea de lo más armonioso ;).

Objetivos recomendados

Si sólo tienes un objetivo, adelante con él. Es el mejor con el que trabajarás, exprímelo al máximo. Pero si tienes donde elegir, te diré cuál puedes usar y por qué o para qué.

Luminoso

Una fiesta de fin de año es de noche, lo cual se traduce en poca luz. Si tienes algún objetivo muy luminoso te ayudará muchísimo.

Macro

No es que sea necesario, ni mucho menos imprescindible, pero si dispones de uno y te gusta trabajar en macro, te ayudará a capturar los detalles y lograr algunas fotografías abstractas muy interesantes, sobre todo antes de la fiesta, cuando todo está en su sitio aún ;P.

Gran angular

Si lo que quieres es retratar toda la escena puedes aprovechar un gran angular, así podrás capturar toda la escena del baile, un grupo numeroso de gente divirtiéndose, la mesa de comensales al completo…

Ojo de pez

Estos objetivos que son muy específicos te servirán para divertirte y conseguir fotos distintas. Como es una fiesta, todo vale ;).

El rey de los objetivos: 50mm 1.4

Y si tienes el rey, pues te servirá fenomenal como en cualquier otro evento social. Ideal para conseguir retratos con el fondo desenfocado, o una foto del grupo de amigos… un objetivo luminoso con una focal estandar. O si no, el príncipe también te puede servir.

Otros accesorios recomendados

Flash

Si dispones de flash externo, aprovecha la fiesta para trabajar en alta velocidad. Una forma muy creativa es sincronizar la cortina trasera, muy efectivo para capturar sujetos en movimiento con velocidades de obturación más largas. De esta manera puedes conseguir un elemento congelado con senderos de luz y formas borrosas. Una forma creativa, dinámica y divertida de fotografiar a personas bailando.

quí tienes otras formas creativas de usar el flash, por si te apetece seguir experimentando ;). Pero no abuses, sobre todo si es un ambiente oscuro, el flash no será muy bienvenido ;).

El flash externo puedes rebotarlo, difuminarlo… pero, por favor, NO uses el flash incorporado de la cámara. “Asustarás” a los invitados y obtendrás resultados que no te gustarán nada. Si es una emergencia, usa este truco: es un poco cutre pero te servirá, pon un pañuelo de papel delante del flash, al menos difuminarás el fogonazo.

Trípode

Lo necesitarás para fotografiar los fuegos artificiales, si es el caso, pero también para salir tú en algunas fotos, por lo menos en las campanadas o en algún brindis, qué menos, ¿no?

Disparador remoto

Si vas a hacer uso del trípode, bien para estabilizar la cámara en una exposición larga como los fuegos o para salir tú en la foto, un disparador remoto te irá muy bien. Vale, si no tienes puedes activar el temporizador de la cámara, pero te aviso, no es igual de cómodo ni de lejos ;).

Ajustes

No te puedo dar una receta exacta de los ajustes, pues dependerá mucho del tipo de fotografía que quieras obtener y del momento, aún así, a rasgos generales puedo contarte algunos truquillos.

Apertura

Si vas a fotografiar un grupo de gente, recuerda que si no están en el mismo plano, una apertura amplia no los captará a todos nítidos. El plano enfocado estará bien, pero el resto no. Usa aperturas medias con grupos de gente, por ejemplo f/8. Es probable que tengas que usar el flash o subir ISO, sobre todo si están en movimiento.

Para los detalles no temas usar aperturas muy amplias. De este modo podrás desenfocar el fondo y destacar el motivo protagonista. Lo mismo si quieres hacer un retrato de una sola persona o experimentar con el bokeh.

Velocidad

¿Quieres congelar el movimiento? ¿Algo así como el champán por los aires o el confeti cayendo? ¿o retratar a un grupo de gente bailando y que no salgan borrosos? Utiliza velocidades a partir de 1/125, por ejemplo. Ahora bien, si lo que deseas es capturar el movimiento y lograr fotos creativas, experimenta con velocidades más lentas.

ISO

Deja el valor ISO para ajustar en función de los otros dos. Lo ideal es un valor bajo para no tener ruido, sin embargo, a veces es mejor tener una foto con ruido que no tener. Si vas a fotografiar detalles, mejor usar una mayor apertura y bajar el valor ISO, sin embargo, si necesitas capturar nítidos a todos los invitados en el brindis de las campanadas, pues oye, igual tienes que arriesgar con el ISO al tener que usar aperturas medias y velocidades no muy bajas. Valora cada situación y la importancia de la foto.

Balance de blancos

O disparas en RAW y te despreocupas del tema, o ten cuidado con este punto, ajusta el balance de blanco en función de la iluminación de la sala. No es lo mismo si usas flash, si no, si es una luz cálida o una luz fluorescente. Si no te fijas puedes acabar con todas tus fotos naranjas, o azules… y no es eso lo que deseas, ¿verdad? Más info aquí.

Consejos

Y, a continuación, unos cuantos consejos e ideas para que no te pierdas nada de nada.

Haz una lista

Vale, es una noche loca y no de planificaciones, pero por eso mismo, si hay una serie de fotos con las que quieras volver a casa, apúntalas, para que cuando el champán empiece a hacer su efecto puedas tener una referencia y no te arrepientas al día siguiente ;).

Antes de la fiesta

Te recomiendo que llegues un ratito antes para fotografiar los preparativos, si es posible, y si no, al menos la decoración. Una vez que comiencen a llegar los invitados empieza a estropearse todo lo que con tanto mimo ha sido preparado, un homenaje para quien haya hecho el trabajo es inmortalizarlo con el mismo cariño. Puedes utilizar un macro, como te he adelantado, o el rey de los objetivos, por ejemplo. ¡Y cuida los fondos!

Seguí esta nota en su blog de origen http://www.blogdelfotografo.com/fiesta-fin-ano/

Autora de la novela “La joven de ojos miel” y madre novata que roba segundos al día para leer, escribir y fotografiar lo que le rodea. Instagram @caro_musso y @caro_musso_bw